El barrio

Montañana es un barrio rural de Zaragoza que está situado en la margen izquierda del río Gállego, a 202 metros de altitud. Tiene una población de 3.300 habitantes y está a 5 kilómetros de la capital.

La primera noticia del lugar data de los tiempos romanos, ya que aparece con el nombre de Montanus. En 1176 se cita a don Arremón de Montañana, pero como término zaragozano propiamente dicho no hay constancia hasta pasado el siglo XVI. Un documento de 1362 se refiere ya a la Iglesia de San Juan del Puente. El inicio de la población tuvo lugar a mediados del siglo XII, cuando las estructuras sociales de Zaragoza empezaron a cambiar, y el predominio de los caballeros feudales fue cediendo frente a las clases burguesas y labradoras.

En 1138 fue promulgada la carta de colonización de la ciudad que en 1172 afectó a Montañana. Alcanzó especial relevancia a finales del XV y al principio del XVI. De esa época data la construcción de la iglesia parroquial Nuestra Señora del Rosario, aunque fue sometida a varias reformas en el siglo XIX. Consta de una nave, con tramo orinal de cabecera, cubierto por bóveda de terceletes, dos tramos oblongos y bóveda de crucería simple cuyos nervios descansan en ménsulas con escudos acuartelados. Alrededor de 1981 se llevó a cabo una ampliación que dio como resultado la actual cabecera y su cúpula rebajada, sobre pechinas, y tramo profundo del presbiterio cubierto con cañón. Todavía se conserva el púlpito de yeso, correspondiente al siglo XVIII. La virgen titular es asimismo patrona del barrio.

El término limita al norte con Peñaflor; al oeste, con el río Gállego; al este, con Villamayor y Santa Isabel; y al sur, con Movera y nuevamente con Santa Isabel. Posee fértiles tierras, regadas por numerosas acequias, que constituyen una configuración rural, herencia sin duda de los árabes. La tradicional dedicación al campo ha supuesto que sea conocida la calidad de sus productos hortícolas y frutales, en especial las cerezas, que le han ganado fama por toda la región.

En la primera parte alta del barrio se sitúa el templo parroquial, en el que se conservaba una valiosa imagen de Santa Bárbara, procedente del arco de Dormer, de Zaragoza, hermosa talla en piedra que fue vendida o pignorada. Su fiesta está vinculada a la de la capital, pese a haber desaparecido la imagen primitiva. La otra parte del casco urbano va siguiendo la carretera, que llaman Avenida y es una de las más largas de Europa, ya que tiene casi 7 kilómetros de longitud.

El Ayuntamiento está formado por una Junta Vecinal, cuyo presidente figura como alcalde del barrio rural. El resto de la Junta lo componen seis vocales, nombrados por el propio alcalde, a propuesta de los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de la capital, de acuerdo con los resultados electorales obtenidos en las elecciones municipales en el ámbito de la Junta.

Actualmente, Montañana no dispone de polígono donde centralizar las actividades industriales; sin embargo, si cuenta con un importante número de pequeñas empresas, repartidas por el núcleo urbano. La más importante es la papelera “Montañanesa”, que lleva instalada desde 1900 y ha contribuido en gran medida al desarrollo del barrio.

Mil doscientas hectáreas de tierra cultivable constituyen el mejor argumento al cotejar la riqueza agrícola del término.